La creatividad ha sido un tema que a lo largo de los años se ha vinculado exclusiva y de manera errónea a las artes ya que es indispensable en la creación de pinturas, esculturas o piezas musicales, sin embargo abarca un espectro mucho más amplio, gracias a ella los humanos hemos sido capaces de sobrevivir y evolucionar.

El pensamiento creativo nos permitió crear las primeras herramientas que más tarde nos ayudaron a realizar nuestras tareas con mayor facilidad, y todo surgió de la necesidad de hacer nuestra vida más fácil.

Gracias a la creatividad hemos inventado medios de transporte que nos permiten visitar a nuestros seres queridos o conocer diferentes países y culturas, también disminuimos el tiempo de espera en el proceso de comunicación, ya que la optimizamos gracias a los servicios de mensajería instantánea y las redes sociales.

Lamentablemente nos encontramos desfasados en muchos aspectos, mientras la tecnología avanza a pasos agigantados la educación se ha tenido que amoldar a planes y programas que a pesar de promover el desarrollo intelectual, frenan de manera abrupta el desarrollo de la creatividad, ya que uno de los más grandes problemas en la educación radica en la metodología y las estrategias que utilizamos como profesores.

Estamos de acuerdo en que 3 + 2 siempre será igual a 5, sin embargo el proceso para llegar a ese resultado se puede extender a un sinfín de respuestas correctas lo que nos hace reflexionar que estamos preparando a nuestros alumnos para enfrentar a los problemas de una sociedad que no será la misma que nosotros conocemos, reduciéndolos a la repetición inconsciente y sin sentido de contenidos a través procesos que carecen de significatividad.

Al desarrollar el pensamiento creativo se nos facilita encontrar soluciones ya que de acuerdo al proceso heurístico de investigación, descomponer un problema en partes hace más sencilla la resolución de conflictos y eso es lo que hace un individuo creativo a fin de cuentas, encontrar la relación entre dos o más puntos que parece que carecen de ella.

Entonces, ¿es importante la creatividad?

Fomentar el desarrollo de la creatividad y la innovación en la educación es algo que debemos hacer en todas las aulas, no se puede hablar de enseñanza sin tomar en cuenta a la innovación, ya que los desafíos a los que nuestros alumnos se enfrentarán serán enteramente diferentes y, ¿qué pasará con el alumno que no sea capaz de utilizar el entorno a su favor?, aquel que no haya aprendido de sus errores o que no sea capaz de responder a algo sin seguir el mismo proceso.

Eduquemos a nuestros alumnos no para que sean como nosotros, sino para que les resulte práctico ser ellos mismos.

Happy to teach.